¿QUIÉNES SOMOS?

Visión

Alcanzando las naciones para Jesús, localmente y globalmente

Misión

Somos una iglesia multicultural intergeneracional donde tendrás un encuentro con Jesús, experimentaras el poder del Espíritu Santo, crecerás en la Palabra de Dios, alcanzaras al mundo que te rodea y cumplirás el propósito de Dios en tu vida

Lema

Construyendo Familias

Uniendo Culturas

 

Salmos 2:8

"Pídeme, y te daré

por herencia las naciones...."

Estamos Comprometidos a:

  • Alcanzar y conectarnos con personas de diversos trasfondos culturales a través del mensaje del amor de Jesús y Su gracia.

 

  • Que cada persona desarolle una personal y creciente relación con Jesucristo.

 

  • Asistir a solteros, familias y jóvenes a construir vidas solidas plantadas en la Palabra de Dios.

  • Que cada persona experimente el poder del Espíritu de Dios y vivir con la expectativa de que Él puede hacer lo imposible y hacer milagros.

 

  • Adorar a Dios con nuestra alabanza, nuestra ofrenda y nuestro diario estilo de vida

  • Servirnos unos a los otros y a la comunidad

 

  • La oración como parte de nuestra diaria relación con Dios y juntos interceder para ver Su propósito realizado en el crecimiento del Evangelio de la Gracia de Cristo a las naciones. 

DECLARACIÓN DE GALN EN RELACIÓN CON LA DECISIÓN DE

LA CORTE SUPREMA DEL MATRIMONIO ENTRE EL MISMO SEXO


La decisión de la Corte Suprema el viernes ha creado una ráfaga de emociones alrededor del mundo. Algunos están enojados, desilucionados y aun con miedo, mientras que otros están gozosos y celebrando. Hay bastante confusión en cuanto a cuales son las ramificaciones legales para los Cristianos, para propietarios  de negocios Cristianos y para pastores e iglesias con la entrada de esta desición de la corte.

Nosotros en Gracia a las Naciones, entendemos que el matrimonio es establecido, por Dios y no originado o definido por el hombre. Es un pacto entre un hombre y una mujer para el propósito del compañerismo y crianza de los hijos.  Nuestros ministros están autorizados a oficiar casamientos solamente entre un hombre y una mujer. El credo de Gracia a las Naciones declara,

“Nosotros creemos en el matrimonio, creado y bendecido por Dios, como la unión entre un hombre y una mujer para vivir juntos; y la familia como el núcleo de la sociedad y la iglesia.”  
 
Aunque muchos encuentran  la decision de la Corte Suprema alarmante y aun una causa de temor, nosotros en Gracia a las Naciones, miramos esto como un llamado para la Iglesia para renovar su compromiso a ministrar el mensaje de gracia y salvación de Dios con compasión, claridad y confianza.  El Evangelio de Jesús ha prevalecido y aun se ha expandido por más de dos mil años en medio de persecusiones, impiedad y gobiernos corruptos. De hecho, entre más oscuro el ambiente, más ha brillado su mensaje; entre más severa la persecusión, más grande es el impacto.

Entonces, ¿cómo debemos nosotros como cristianos responder? Así como Jesús respondió en medio lo corrupo, violento y politeista de la ocupación Romana en Israel, Jesús nunca flaqueó de los mandatos y leyes de Dios, pero pudo vivir una vida santificada. Aunque nunca le falló a sus convicciones celestiales, vivió y dirigió de tal manera que la gente lo seguía, aun cuando sus estilos de vida no se alineaban con los valores del reino.  Era conocido como “amigo de pecadores” pero aquellos entre su influencia no permanecieron en su pecado. Sus vidas fueron transformadas por el poder de su presencia.  Su presencia y palabras trajeron dignidad al alma y libertad de las etiquetas culturales e identidades pecaminosas.

Cada uno de nosotros traía ciertas inclinaciones, rasgos y valores familiares o culturales que por último nos robó de nuestra verdadera identidad como hijos de Dios. Fue el propósito de Jesús restaurar nuestro ADN espiritual  a través del derramamiento de su propia sangre en la cruz. Es solo por fe y una relación con él, que todos esos rasgos de pecado pueden ser transformados a rasgos de Dios.

La verdad es que aun los Cristianos estamos en un proceso de transformación. No somos personas sin pecado, más bien pecadores salvados por gracia, trabajando en nuestra salvación a diario. Esto quiere decir que siempre debemos caminar en humildad, mientras que continuamos siendo valientes en convicción; que podamos ser personas que ofrecemos sanidad y esperanza a aquellos que están quebrantados y heridos; que nos paremos firmemente en la verdad, pero siempre hablar esa verdad con motivación de amor y compasión.   

Mientras que llevamos nuestra misión de gracia a nuestras comunidades y ciudad, vamos también a comprometernos a orar fervientemente por nuestra nación y su liderazgo; oremos que Dios use esta decisión de la Corte Suprema para despertar a la Iglesia, que traiga arrepentimiento de todo corazón de la apatía y que vaya por toda nuestra nación trasformando corazones y vidas. Lo que más necesita nuestra nación, no es una ley o legislatura que venga de una corte humana, pero un poder transformador de la visitación del Espirítu de Dios.

Pastores Rae y Obed Orozco y los líderes de Gracia a las Naciones.

Contact0

6180 E. Pima Street, Tucson, AZ  85712

  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon

Tu  generosidad hace una diferencia!

SÍGUENOS

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • YouTube - White Circle
  • White RSS Icon

 © 2015 Gracia a las Naciones. Todos los derechos reservados.  •  6180 E. Pima St. - Tucson, AZ 85712  •  Ph. (520) 886-4046  •  info@gttn.org